Descubren once especies de fauna y flora en Santander

Gracias al proyecto ColombiaBio, propuesto por el gobierno nacional como uno de los dividendos ambientales de la paz y liderado por Colciencias, un grupo de científicos nacionales y extranjeros realiza una serie de 20 expediciones en zonas del país nunca antes exploradas, debido a la presencia de grupos armados ilegales.

Gracias al acuerdo pactado con la guerrilla de las Farc es posible el acceso a estas áreas, hecho por el cual desde marzo del año pasado iniciaron las expediciones.

Santander y sus nuevas especies

El municipio El Peñón en Santander fue seleccionado gracias a las cuevas que posee, nunca antes exploradas debido a que fue un área de concentración tanto del M-19 como de las Farc.

Los descubrimientos fueron sorprendentes. “De acuerdo con el reporte del Instituto Humboldt, en El Peñón se encontraron 11 posibles nuevas especies para la ciencia, entre las que se encuentran cuatro plantas, una rana, un lagarto, una serpiente, dos hongos, un pez y un escarabajo coprófago”, indicó García Cardona.

Además fueron halladas nueve especies endémicas, 51 nuevos registros para Colombia y la región y 38 especies con algún criterio de conservación. Según el Director de Colombia Bio, “este lugar es un verdadero tesoro y se debe incentivar a instituciones departamentales y nacionales para implementar propuestas de conservación y uso sostenible de la zona”.

Una apuesta para el cine, la ciencia y la paz

Además de los registros científicos de las expediciones que lleva a cabo Colombia Bio, Juan Fernando López es el encargado de retratar dichos descubrimientos a través de un conjunto de producciones audiovisuales que consta de seis partes. Cada documental está a cargo de un director colombiano.

“Cuando pensamos en este proyecto quisimos hacer algo diferente. Por eso les dimos la libertad a los directores para hacer las grabaciones de la manera en la que ellos lo imaginaran. Creo que por eso no tiene punto de comparación con otros documentales”, comentó López. Las grabaciones realizadas corresponden a las expediciones hechas en Santander, Vichada, Chocó, San Andrés y Providencia, Caquetá y el Parque Nacional Natural Sierra de Chiribiquete.

Para López un proyecto de tal magnitud es importante no solo para evidenciar los descubrimientos que estas expediciones le aportan a la ciencia, sino para fomentar en los colombianos el deseo de conservación de los ecosistemas naturales.

“Lo que nosotros queremos es que la serie despierte el deseo de las personas de conservar estos espacios y las especiesque habitan allí. Los documentales nacen a raíz de la importancia de descubrir qué hay en estas zonas nunca antes exploradas debido al conflicto armado. Y ahora es posible hacer realidad este proyecto”.

El director Óscar Ruíz Navia acompañó la expedición de los científicos en Santander y captó no solo los nuevos descubrimientos, sino que plasmó, desde la voz de los pobladores, la manera en la cual el conflicto armado golpeó a esta zona del departamento.

“Desde que me enteré del proyecto quise darle peso a la parte humana. Cuando llegué al lugar decidí que eran los pobladores quienes debían contar las condiciones sociales y políticas en las que vivieron durante la época en la que debido al conflicto armado era imposible ingresar a estas zonas”.

Además, señaló que el documental, cuya duración es de 52 minutos, muestra la magnitud de las cuevas y la diversidad que tiene este municipio santandereano.

“Uno no imagina la vida que se esconde en ese mundo subterráneo y esos ecosistemas que nadie había explorado nunca. Uno no dimensiona la cantidad de organismos que habitan allí”.

Es la primera vez que un grupo de expedicionistas realiza trabajos científicos en El Peñón, Santander, razón por la cual Ruíz Navia no dudó en hacer parte de este proyecto.

“Fueron entre tres y cuatro semanas en la que estuvimos en la zona. Yo quería darle un visión diferente a lo que generalmente ven las personas en los documentales de expediciones científicas, por eso lo hice con un estilo más cinematográfico”.

Esta pieza audiovisual será proyectada el próximo viernes 1 de septiembre en El Peñón para que los pobladores y quienes hicieron parte de la producción conozcan el resultado final. Se espera que a mediados de noviembre, el documental completo sea trasmitido en medios nacionales.

Conflicto armado en El Peñón

El historiador santandereano Julio César Acelas Arias aseguró que este tipo de descubrimientos son posibles gracias a la terminación de la guerra en el país.Santander, debido a su ubicación estratégica para los grupos armados ilegales, fue una de las zonas más afectadas por el conflicto armado.

“Entre las principlales características de la guerra está la presencia de hombres armados que controlaban los territorios, especialmente las zonas selváticas, por lo que el ingreso de civiles era muy difícil. Se debía contar con el permiso de quienes dominaban esas áreas para poder ingresar”.

Este fenómeno se hizo visible en El Peñón, especialmente en la época de los años 80.

“El primer grupo que operó en El Peñón fue M-19, quienes llegaron a la zona porque era un punto estratégico gracias a su cercanía con Boyacá y el Magdalena Medio. A mitad de la década de los 80 llegó el frente 23 de las Farc. Desde entonces es un municipio en el cual se cultiva coca”, relató el historiador.

Además, señaló que gracias a la firma del acuerdo de paz con las Farc es posible que estas zonas sean exploradas no solo por los científicos sino por los habitantes del municipio.

“Ahora los pobladores pueden acceder a sus territorios, ya que no están las Farc en dominio de esa zona. Esto es un tema de tipo simbólico y cultural”, agregó Acelas Arias.

El experto indicó que este es un gran avance que permite “conocer la otra Colombia, la Colombia profunda que nadie más ha explorado antes y que tienen una diversidad increíble”.

Publicada por Vanguardia Liberal